¿Gel Hidroalcohólico Zero Waste?

Al igual que está ocurriendo últimamente en otras parcelas de nuestras vidas, esto del Covid19 ha puesto patas arriba nuestros hábitos de consumo!

En el post de hoy vamos a hablar de un producto que hasta ahora era completamente prescindible (al menos para la mayoría), pero que tras el estallido de la pandemia, se ha vuelto en cuestión de días, en un producto de uso cotidiano, capaz de poner en jaque nuestra convicción de reducir nuestro consumo de plástico desechable. No, no hablamos de las mascarillas, cuyos efectos dañinos sobre el medio ambiente dan para unos cuantos posts, sino del gel hidroalcohólico!

Y es que si algo está claro, cuidar nuestra salud, y la de los que nos rodean debe ser una prioridad, aunque para muchos esto nos suponga entrar en conflicto con nuestra esencia más 'save the planet'.

Y es que vayas dónde vayas estos días, ya sea de compras, al supermercado, al trabajo, el médico, o incluso ahora los más peques con la vuelta al cole, el uso de gel hidroalcohólico es obligatorio en ausencia de la posibilidad de lavarte las manos, que incuestionablemente sería la opción más eficaz y sostenible.

En vista que en los tiempos que corren es prácticamente imposible escaquearse del uso del gel hidroalcohólico (salvo que padezcas el síndrome de la cabaña), por aquí en Bluesblu nos pusimos manos a la obra en busca de las opciones de hidrogel más sostenibles (o al menos, menos dañinas) a nuestro alcance.

Antes de ponernos a analizar los distintos tipos y formatos de geles hidroalcohólicos disponibles, algo esencial que debemos considerar a la hora de elegir (o elaborar) un gel hidroalcohólico es asegurarnos que este posee realmente propiedades desinfectantes, y para esto, tal y cómo apuntan desde la Organización Colegial de Enfermería, es necesario que el gel contenga de entre un 70-90% de alcohol. Ya que una concentración menor o mayor de alcohol no sería eficaz para combatir el virus, tal cómo podéis observar en la siguiente infografía.

Tras analizar las distintas opciones de hidrogel disponibles en el mercado, incluso considerando la opción de preparar nuestro propio gel hidroalcohólico casero DIY, te podemos adelantar que no existe ninguna opción perfecta. Ya que cualquiera que sea nuestra elección, la generación de residuos en forma de envases plásticos es prácticamente inevitable. Aun así, siempre hay opciones "menos malas", así que a continuación te dejamos algunas reflexiones útiles a la hora de escoger tu próximo gel hidroalcohólico.

  1. Nuestra primera recomendación es directamente no usar gel hidroalcohólico siempre que sea posible desinfectarnos las manos con agua y jabón. Sabemos que para los más perezosos puede parecer tentador sacar el mini-dispensador de desinfectante del bolsillo, pero si hay un lavabo cerca, lavarnos las manos correctamente, sin derrochar agua, siempre va a ser la opción más indicada.
  2. Hacer tu propio Gel Hidroalcohólico: a primera vista esta opción puede parecer completamente zero waste, pero dado que el Alcohol isopropílico, principal compuesto de cualquier receta de hidrogel efectiva, suele suministrarse en envase plástico, va a ser muy difícil hacer esta receta 100% plastic free. No obstante hacer tu propio gel hidroalcohólico tiene otras ventajas a considerar, entre ellas, el gran ahorro económico, la garantía de preparar tu receta libre de colorantes, aromatizantes e incluso purpurinas contaminantes que contienen muchos de los hidrogeles comerciales; sin olvidar el gustazo de poder reutilizar y dar nueva vida a pequeños envases y dispensadores que tengamos por casa!
  3. Comprar tu Gel Hidroalcoholico a Granel: es una opción aún poco extendida, pero cada vez más droguerías a granel están incorporando a su catálogo este producto. A pesar que los dispensadores de gran formato (5-25 l.) en este tipo de tienda también suelen ser de plástico, la mayoría de fabricantes recogen y reutilizan estos envases, haciendo su impacto medioambiental menor que consumir el producto en pequeños envases desechables.
  4. Comprar Gel Hidroalcohólico: cuando las dos opciones anteriores no estén a nuestro alcance, no nos quedará más remedio que optar por comprar un hidrogel comercial envasado en dispensador plástico. En cuyo caso recomendamos optar siempre por el formato más grande posible, y si es necesario, transferir después a botellitas reutilizadas más pequeñas, por ej. para llevar en el bolso. Otro punto muy importante a considerar son los ingredientes del hidrogel que escojamos, por lo que siempre que sea posible, es preferible elegir opciones con ingredientes BIO, libres de derivados del petróleo y veganos. Y por supuesto, reutilizar, y en su defecto reciclar correctamente el envase de gel hidroalcohólico una vez lo gastemos.

Bueno, esperamos que hayas disfrutado el post, y te resulte útil a la hora de escoger tu próximo gel hidroalcohólico. ¿Conoces otras alternativas u opciones de hidrogel más sostenibles? ¡Te leemos en los comentarios!

 


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados