Cómo hacer Champú en Seco en Casa con sólo 3 Ingredientes

Cómo hacer Champú en Seco en Casa con sólo 3 Ingredientes

En el post de hoy vamos a hablar sobre… ¡Champú en Seco!

Hace poco más de un año probé por primera vez el champú en seco, -sí yo tampoco sé cómo pude vivir sin él tanto tiempo- y en este corto periodo he de confesar que se ha convertido en un imprescindible en mi rutina de cuidado personal.

Así que me he animado a compartir contigo en el post de hoy cómo ha sido mi experiencia con este producto con propiedades, desde mi punto de vista, pseudo milagrosas, y lo más importante, por qué creo que debes huir del champú en seco de Mercadona u otras grandes marcas y pasarte desde ya a una opción hecha en casa.

¡Sí! Puedes hacer tu champú en seco en casa con muy pocos ingredientes, y en este post te dejaré todos mis trucos para que te quede un resultado espectacular.

receta champu en seco casero

Pero antes de pasar a eso, déjame contarte que hoy por hoy no es nada fácil que un nuevo producto se cuele en el estante de mi baño, y mucho menos que se convierta en un esencial o imprescindible con todas las letras. Más que nada porque gozo demasiado de la salud mental y claridad que me aporta mantener mi rutina de cuidado personal y cosméticos lo más minimalista posible. 

Afortunadamente, quedan ya lejos estos tiempos de ruido visual en los que cada estante, cajón, esquina o hueco disponible del baño estaba ocupado con algún producto envasado en plástico, cuyos ingredientes no sabía pronunciar y que posiblemente acabarían en la basura tras algunos usos y muchos meses cogiendo polvo. ¿Te suena de algo?

No te preocupes, nunca es tarde para empezar a aplicar pautas less waste (menos residuos) en cualquier ámbito de tu vida y empezar a disfrutar de no sólo un estilo de vida más sostenible, minimalista y saludable, sino también de sus beneficios menos conocidos, cómo es el bienestar emocional que aporta.

Entonces ¿Qué propiedades tiene el champú en seco para que se haya colado en mi rutina de cuidado personal?

Simple. Solventa un problema real. Muy real.

Cuántas veces te has levantado con el tiempo pegado, sólo para darte cuenta tras un vistazo rápido en el espejo, que esas raíces están inaceptablemente grasas para salir así a la calle. No vamos a engañarnos, no hay que ser vanidosa para que la situación se torne rápidamente en un drama. Tras varios cambios de peinado, probarte una celpa, intentar colar un sombrero en tu outfit of the day, te acabas dando por vencida, y rindiendo a un lavado de cabello express forzado. Forzar es poco, es invierno, lavar el cabello significa también secarlo, o coger una pulmonía. ¡Y te recuerdo que ya vas tarde al trabajo!

Ahí, en estos momentos de apuro y caos, cómo agua de mayo, está tu champú en seco, unos toquecitos en las raíces, fin del drama, raíces aceptables, check. Lista para comerte el día.

Gracias a usar champús y acondicionadores sólidos con ingredientes naturales, es cierto que he podido espaciar más los lavados de cabeza, ya que librar tu cuero cabelludo de todas esas sustancias nocivas que llevan muchos de los champús de las grandes marcas, ayuda muy mucho a que tu pelo respire y tienda a engrasarse bastante menos. 

Pero seamos realistas, no sé cómo lo hacemos pero siempre le faltan horas al día, y para esas veces en las que he apurado un poquito demasiado el tiempo entre lavados, está genial contar con la ayuda de un champú en seco. ¿No te parece?

¿Cómo funcionan los champús en seco?

Los champús en seco funcionan de forma sencilla: contienen básicamente algún agente secante cómo el alcohol, el talco o el almidón que absorben el exceso de aceite y grasa del cabello, combinado con algún ingrediente antibacteriano, dándole así al cabello un aspecto más limpio y fresco al instante sin necesidad de emplear agua.

Pero no es oro todo lo que brilla, y algunos de los ingredientes presentes en los champús en seco convencionales no son en absoluto saludables ni para ti ni para el planeta. Atenta a la siguiente lista, dónde te desgrano algunos de estos ingredientes a evitar en tu próximo champú en seco.

¿Qué ingredientes NO quieres que lleve tu champú en seco?

  1. El Talco:

El talco se usa en muchas fórmulas de champú en seco debido a sus excelentes capacidades absorbentes y bajo costo. Este componente que se cuela también entre los ingredientes de algunos maquillajes, es una sustancia hecha a partir de una mezcla de magnesio, silicio y oxígeno y también puede contener fibras de asbesto. Son estas últimas, las fibras de asbesto, con las que más cuidado debemos tener, ya que pueden presentar riesgos para la salud, como toxicidad respiratoria y cáncer.

  1. GLP (Gas Licuado de Petróleo) Butano, Propano e Isobutano

Exacto GLP, seguro que te suena a anuncio de coche. Y es que este ingrediente tóxico presente en aerosoles es el encargado de catapultar tu champú seco a toda velocidad hacia tus raíces. Ya se sabe ampliamente que este gas inodoro e incoloro es muy dañino para nuestra preciada capa de ozono. Además, puede causarte dolores de cabeza o incluso náuseas. Así que siempre que puedas, evita los formatos de champú en seco en aerosol, y prefiere opciones en polvo.

  1. Fenoxietanol sintetizado

Si bien este químico se puede encontrar naturalmente en el té verde, hay una versión sintetizada en laboratorio con propiedades menos deseables para la salud. El propósito del fenoxietanol en tu champú en seco es ayudar a combatir las bacterias. Aún no hay consenso sobre los efectos a largo plazo del fenoxietanol, pero los estudios preliminares han demostrado que puede provocar problemas de desarrollo y reproductivos, además de estar relacionado con el cáncer. Así que por si las moscas, mejor pasar.

  1. Cloruro de cetrimonio

El cloruro de cetrimonio es un ingrediente presente en las formulaciones de muchas marcas de champú en seco convencionales, encargándose de eliminar el frizz y carga estática del cabello para que puedas lucir pelazo. Eso está muy bien, si no fuera porque este ingrediente del champú seco ha sido clasificado por la Biblioteca AFH como tóxico, irritante y alergénico, sin mencionar que es letal si se ingiere por vía oral. La Agencia Reguladora de Cosméticos de la UE sólo permite su uso en una concentración máxima de 0,1 %, pero para andar por seguro, mejor eliminarlo por completo de la ecuación, ¿No?

  1. Alcohol

El propósito del champú seco es extraer la humedad y el aceite del cuero cabelludo, y aquí es donde entra en juego el alcohol. El alcohol puede resecar demasiado nuestro cabello, absorbiendo los aceites naturales presentes que son necesarios para un cuero cabelludo saludable. Por lo que el uso excesivo de champús secos que contienen alcohol puede provocar daños a largo plazo en el cabello y el cuero cabelludo, causando caspa, sequedad y poros bloqueados.

¿Cómo hacer champú en seco en casa?

Si directamente quieres pasar de ingredientes tóxicos, buscas una opción eco-friendly y quieres disfrutar de todos los beneficios del champú en seco por una fracción de su coste habitual, toma nota de la receta para hacer tu champú en seco en casa de forma fácil y con muy pocos ingredientes.

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de polvo de almidón de arroz o maicena.
  • 2 cucharadas de colorantes en polvo naturales que pueden ser: cacao en polvo sin azúcar (para cabello castaño),  carbón activado en polvo (para cabello castaño oscuro a negro), canela molida (para cabellos rojizos) o simplemente dos cucharadas más de almidón de arroz o maicena si tu cabello es rubio o blanco.
  • 1 cucharadita pequeña de bicarbonato.
  • 6 gotas de aceite esencial de elección (opcional). Mi mezcla preferida son 3 gotas de AE de lavanda + 3 gotas de AE de árbol de té, pero puedes emplear la que más te guste.

Instrucciones:

Combina todos los ingredientes en un recipiente de vidrio reutilizado con una tapa que cierre bien. Aplicar ligeramente la mezcla sobre las raíces grasas del cabello con una brocha de maquillaje grande y frotar suavemente con los dedos o peinar. Es mejor aplicar poca cantidad y reaplicar en caso que sea necesario.

La clave para encontrar tu champú en seco casero perfecto requiere a veces un poco de prueba y error. Te animo a probar combinar los colorantes naturales de la receta entre sí para encontrar la combinación que mejor se adapta a tu color de cabello.

¿Te has animado a probar esta receta de champú en seco DIY? Cuéntame en los comentarios si te ha gustado.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.


Novedades en la tienda